1. Inicio
  2. Participantes
  3. Colectivo Sikuani

Colectivo Sikuani

Resguardo indígena Wacoyo, Puerto Gaitán, Meta. 2000

Ramiro Moreno, Ermes Moreno, Diana Moreno, Miguel Moreno, Ramiro Moreno, Luis Barrera

El grupo Sikuani vive en el resguardo Wacoyo, ubicado a las afueras de Puerto Gaitán, Meta, donde se asentaron luego de años de ser una comunidad nómada. El resguardo está ubicado al lado del río y gran parte de sus tierras son monte virgen. Al haber surgido en áreas en donde las lluvias marcan el calendario de sus habitantes, los sikuani son gente de agua. Son pescadores y agricultores, siguiendo la línea de sus antepasados. 

Allá habita Ramiro Moreno Yepes, el mayor artista del resguardo, quien recordó los bancos que usaban sus padres y sus abuelos, y enseñó a los más jóvenes esta técnica tradicional de la talla en madera. Inspirando la transmisión de conocimientos entre generaciones, ha enseñado la técnica a sus hijos y a más de una centena de indígenas sikuani. Ramiro es hoy médico tradicional de su comunidad, y su trabajo corresponde en transmitir el conocimiento de los espíritus para que sea plasmado en las figuras talladas en madera. Los talladores lo buscan para investigar qué y cómo deben tallar; se pueden tallar serpientes, tortugas, pescados, entre otros animales y figuras, según el sueño del médico tradicional.

Para la talla se utiliza la madera de machaco, chaparro de agua y saladillo que son taladas y procesadas por los mismos talladores que viven dentro del resguardo. Ellos también se encargan de hacer resiembras periódicas para asegurarse de que la madera de los árboles nunca les falte.

Hoy este grupo de grandes creativos talladores, acompañados y respaldados por las mujeres tejedoras de su región, experimentan nuevas formas y figuras a través de propuestas contemporáneas, a la vez que respetan y rescatan las técnicas ancestrales de su pueblo.

Kajuyali nakwa tajunae

Registro fotográfico: Pablo Rincón Díaz

Ficha técnica

KAJUYALI NAKWA TAJUNAE

Talla en madera de machaco y mitología ancestral

Calendario: 2,50 x 1,25 m

Canoa: 2.00 m x 40 cm

2022

 

Sobre la obra

Kajuyali nakwa tajunae

Dentro del territorio de los sikuani de los Llanos Orientales, el rezo del pescado se celebra en la primera menstruación femenina. Es la inauguración de una nueva etapa de la mujer tanto en lo biológico como en su relación con la naturaleza que la rodea y su comunidad. La muchacha es aislada en un ranchito donde deberá trabajar, guardar dieta y privarse de hablar con los demás. Luego se realiza una comida ritual y un largo rezo nocturno.

Algunos rezos comienzan por mencionar a Kajuyali, considerado como héroe y representado como tortuga. Luego de nombrar la tortuga, el rezo evoca el rumor del viento, de las olas al amanecer, y de la canoa que surca los ríos Meta y Orinoco. Recuerdan el episodio cuando Kajuyali construía la primera canoa y se le amputa una pierna. Él con la propia sangre de su pierna pintó unas figuras, luego soltó la pierna al río y esta se convirtió en bagre rayado. Los sikuani asocian la sangre menstrual y la sangre de Kajuyali con las pinturas corporales, las figuras míticas y la creación. También relacionan la sangre con la pinta de los peces.

Existen varias constelaciones con especies de tortugas que indican los ciclos entre los seres vivos y el clima que los rodea. Las tortugas tienen su propio lugar en el calendario ecológico de su pueblo. El calendario se utiliza para la siembra, la cosecha, el corte de madera. Es la brújula que permite ver a los sikuani el pasado, el presente y el futuro de la vida en su territorio. Los médicos tradicionales lo interpretan, así como transmiten el conocimiento de los espíritus. Las figuras del calendario y de las tallas de los sikuani provienen del mundo natural, del mundo mítico y del universo de la medicina ancestral.