1. Inicio
  2. Participantes
  3. Isla en Vela y...

Isla en Vela y La Tropa Guaduera

Cali, Colombia, 2021 - Cali, Colombia, 2015

Isla en Vela es un colectivo de personas provenientes de las artes, historia, arquitectura y el desarrollo de videojuegos. El colectivo está vinculado con organizaciones y proyectos de carácter comunitario y social centrados en la producción de espacios de creación colectiva, agenciamiento cultural, comunicación alternativa y pedagogía. Juntamos las manos y las ideas para tejer proyectos y procesos en conjunto. Buscamos contribuir a la transformación social, al desarrollo cultural y al bienestar comunitario desde la comunicación alternativa, el arte, la pedagogía, las tecnologías digitales y la arquitectura. Creemos en la necesidad de re pensar la relación entre el ser humano y la naturaleza a través del espacio y la construcción, teniendo como eje central los procesos de diseño y la habitabilidad terrestre.

La Tropa guaduera es una red de colectivos y personas interesados en las prácticas en torno a la guadua: siembra, construcción, usos alternativos y la difusión de las mismas. Durante los primeros años la tropa se articuló en torno a la construcción por encargo para proyectos artísticos o comerciales. A partir de la participación en el Festival MandaLa Vida en el 2021, la red decidió emprender un proyecto de manera autónoma que actualmente se está desarrollando: la construcción de una yurta para movilizar la iniciativa de un aula móvil que viaje por los diferentes huertos urbanos de la ciudad de Cali, generando oferta e intercambio de saberes sobre las prácticas guadueras.

Estación puerto, Atarraya

Registro Fotográfico: Camila Malaver Garzón

Ficha técnica

ESTACIÓN PUERTO, ATARRAYA*

Intervención arquitectónica

Base 4 x 5 m, altura variable de 3 a 6 m

2022

*Obra comisionada para el 46 Salón Nacional de Artistas del Ministerio de Cultura

ESTACIÓN PUERTO

Malecón del río Magdalena

Atarraya es una estructura en guadua a partir de un paraboloide hiperbólico. El proyecto busca generar un punto de encuentro entre las personas que habitan este espacio público y quienes se aproximan a través de la navegación del río Magdalena. Esta superficie de doble curvatura genera 2 aberturas pequeñas para quienes transitan por el sendero del malecón y dos aberturas grandes como gesto formal de apertura e invitación hacia el río. Esta forma también busca remitir a la idea de portal, entendiendo a Honda como punto estratégico entre dos espacialidades vivientes: río arriba, Los Andes tropicales, y río abajo, el Caribe. A su vez, estar en Honda es como hacer un viaje en el tiempo, encontrarse con un proyecto de modernidad suspendido que contrasta con el paisaje natural circundante y la vertiginosidad de una flora que intenta devorar las edificaciones antiguas.

Agradecimiento especial a vecinos del Malecón que brindaron gran apoyo en la construcción de esta obra.